Héroes sin fansRuth Maurente Jaime y David Varlotta, ¿sabes quienes son? Estoy seguro que no tenés la menor idea, pero sé que sabes casi con toda seguridad, quien son Manguera, la Mole, Juanita, el Ogro, Luli, el Burrito, Mirtha, Susana, Marcelo, Jessica, la Brujita, Karina Olga.

Dejemos de flashear y volvamos a la tierra, a nuestra realidad. Te reitero una vez mas para que los recuerdes: Ruth Maurente Jaime y David Varlotta, ellos son dos chicos, dos adolescentes de nuestra tierra, de nuestra Patria, quienes fueron premiados este 27 de mayo en la ciudad de Los Ángeles EEUU, al ganar el segundo premio a Nivel Mundial en la categoría de Ciencias Ambientales. Ellos desarrollaron un sistema económico para destilar agua. La idea surgió para ayudar a los chicos de una escuela de Jujuy, en la frontera con Bolivia, que no pueden cultivar la tierra porque las napas de agua están contaminadas por los desechos de la actividad minera local. “Este sistema también se podría aplicar hasta en el desierto árabe”, dijeron los entendidos. Vale destacar que el equipo  fue dirigido por el profesor Daniel Frijón.

“Para mí sería mejor no estar acá presentando este sistema, porque eso significa que todavía quedan lugares donde no hay acceso al agua”, dijo David, que el año pasado terminó el secundario y está en la universidad. ¿Te acordás como era el apellido de David? Grabatelo, se apellida Varlotta, quizá nunca salga en la tapa de las revistas mediocres de nuestra tierra, ni cumpla el sueño bailando o cantando. El, te aseguro, prefiere estudiar, investigar, estar sentado horas y horas, pensando, usando eso tan preciado que DIOS nos dio como es el cerebro, mientras otros lo tienen tan vírgenes, tan cero km, no?

Pero no nos bajonemos, pensemos en los miles de David o Ruth, que hay en este hermoso país. Nosotros pensamos en ellos, creemos en ellos, estoy seguro, que estos chicos, estos genios, “cambiaron su forma de pensar, y por eso cambiaron su manera de vivir” y ahora pueden servir a su tierra. No son distintos a muchos de los que nos rodean. Ojala que los adultos podamos ver en cada joven, en cada adolescente, en cada niño, todo el potencial que ellos tienen, y los ayudemos a crecer, a desarrollarse, a transformarse, porque si ellos crecen, se desarrollan y transforman, una nueva generación está llegando y va a cambiar nuestra tierra.

Nosotros apostamos por ello, (ah, un secreto: Estamos seguros que esta apuesta la vamos a ganar) Sumate.

FUNDACION ALAS DE AGUILA
Por una Juventud con Valores