En la labor cultural, profesional, ciudadana y otras fueron distinguidos referentes y entidades de nuestro medio.

ENTIDADES Y REFERENTES DEL QUEHACER CULTURAL, SOCIAL Y PROFESIONAL DE NUESTRO MEDIO EN UNA NUEVA EDICIÓN DE LOS PREMIOS SAN SALVADOR.

Fueron 18 los ciudadanos distinguidos ayer por la Municipalidad de San Salvador de Jujuy con el premio “San Salvador”. La entrega de estatuillas se realizó en un ameno acto desarrollado en el Teatro Mitre.

“Hace siete años retomamos la costumbre de premiar, de tratar bien, de reconocer por parte de la ciudad, a un sin número de instituciones que trabajan en distintos ámbitos, deportivos, culturales, sociales, solidarios, etc”, sintetizó el intendente. Asumió que se trata de un reconocimiento a quienes dejan mucho de su vida y de su familiar para brindar su tiempo por los demás.

Tras la presentación e interpretación del Himno Nacional en los sones de la Banda de Música Municipal, se reconoció la labor como parte del jurado, a Miriam Jorge, Ester Promadache y Daniel Grosso.

El primero en recibir por la labor institucional, la distinción fue el representante del Club de Abuelos Pablo Tramontini, cuya organización dicta talleres de tai chi, gimnasia, artesanías entre otras actividades.

Luego, en labor cultural lo recibió la Asociación Jujeña de Artistas Plásticos, a través del artista Raúl Gordillo, quien agradeció al intendente y a los colaboradores. La institución que aglutina artistas plásticos llevó muestras de arte jujeño a Buenos Aires.

El jefe de Redacción del Tribuno de Jujuy, fue el tercer distinguido en el rubro profesional, cuya trayectoria en periodismo y docencia fue destacada, como profesor en Filosofía, director del Instituto Superior de Periodismo Deportivo, jefe de la Corresponsalía de la Agencia de Noticias Télam-Jujuy desde 1984, congresal nacional en la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa. Fue distinguido con la plaqueta de la Cámara de Diputados de la provincia de Jujuy por la Labor Periodística Parlamentaria” en 1994; la “Manzana al maestro de vida”, distinción nacional otorgada por el Instituto Taller Agencia (TEA) en 1995, Medalla de Oro Macedonio Graz, entre otras distinciones a lo largo de su carrera periodística.
En el rubro humanitario, se distinguió a la Fundación Alas de Aguila, fundada en 2005 tendiente a fomentar los valores, cuyo representante Alejandro Goyechea quien agradeció al Consejo de Ciencias Económicas que los propusiera.

En labor comunitaria también fue distinguido el cura párroco Luis Arregui, de la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús, destacado por defender el fortalecimiento de la Catequesis familiar, asamblea parroquial.

El Proyecto Música y Alas fue distinguido por el rubro labor cultural, y lo recibió su precursora la médica del centro de salud del Chingo, María Joaquina Gurrieri tendiente a brindar un espacio de contención a niños y jóvenes través de la creación de orquesta, coro infantil, grupo de cámara y taller de lutería.

En el mismo rubro también se distinguió al Taller de danzas Huayra Muyoj, cuyo referente Rodolfo Revollo, por su trayectoria y labor social de promoción de las danzas, becas a los jóvenes y giras al exterior.

También del rubro cultura se sumó a Silvia Beatriz Yapura, referente gaucha destacada por su actividad de promoción cultural y del rol de la mujer gaucha, quien agradeció a la Fundación Compromiso por su postulación, y a su familia.

Fuente: Diario El Tribuno