HERENCIA¡Qué tema! Y no hablamos de lo que dejamos como cosas materiales a nuestros hijos.

La herencia es aquello que se establece para el crecimiento de las futuras generaciones. El diccionario dice: 1. Derecho a heredar que tiene una persona por ley o por testamento. 2. Conjunto de bienes, derechos y obligaciones que se heredan de una persona tras su muerte.

Pero no es solo eso, ¿por qué será que siempre nuestra mente corre a buscar en las cosas materiales, no?

Hay muchos tipos de herencia, por ejemplo la genética; la biológica; la herencia cultural; y si seguimos así vamos a ir abriendo la mente y veremos que lo material es solo una parte de la herencia que es global.

Para dar herencia, primero debes saber quien sos; luego cuál es tu visión, no solo de tu vida, sino fundamentalmente de la vida.

Todo lo que vas construyendo o destruyendo a lo largo de tu estadía en este mundo, va a ser el legado para tus generaciones. Ergo, el legado puede ser bueno o malo. Ejemplo: Si no estás con tu hijo, si no sabes adonde está a esta hora; si no sabés como le va en el colegio; si no tenés idea cuales son las materias más difíciles para él; si ante la pregunta “¿qué es lo que más le gusta a tu hijo”, vos responde con un contundente “no tengo idea”; entonces no te asustes cuando tus nietos estén desorientados, quizá con adicciones, perdidos en este vil sistema; todo eso será parte del legado que le dejaste a tu hijo.

Otro ejemplo: Si sos una persona que respeta a sus hijos a través de las palabras elogiándolo; si sabes a toda hora donde está; si compartís tiempo con él; si te tomas un tiempo para escucharlo; si declaras sobre él cosas buenas para su vida; porque lo que vos haces grita más fuerte de lo que vos decís; entonces tendrás muy posiblemente nietos que sigan ese legado.

En vos está la decisión. Quizá nunca te pusiste a pensar en la herencia, en el legado. Bueno debes saber que lo que haces ahora tiene impacto en la eternidad y marca el camino para tus generaciones.

Muchos tuvieron padres, que hoy ya no están, pero que les dejaron un nombre, que nadie en la sociedad puede marcarlos con el dedo; también están aquellos que viven escondidos como comadrejas porque la herencia material recibida no viene de manos limpias.

Ahora la herencia tiene que ver con futuro, ¿Cómo estás construyendo ese futuro? Lo haces tomando buenas decisiones, o ¿haces la tuya sin importar las consecuencias de tus actos?

Nuestra convicción como Fundación, es dejar a nuestras generaciones un mejor país, una cultura cercana al diseño original, es tratar de que nuestro techo se lo más alto posible y esa sea el piso de la próxima generación para poder manifestaIr una nueva forma de vida y que esas descendencias no tengan que cruzar los ríos que esta generación está cruzando.

Queremos que nuestras generaciones estén asentadas en valores y principios y que en la tierra donde vivan puedan ver fluir, como se decía antes, leche y miel. Eso será poder haber transformado no solo sus vidas, sino su entorno, la sociedad y su cultura que conllevará un acercamiento a lo establecido desde el inicio y eso será una victoria, que podrán disfrutar los herederos pero sabiendo que hubo quienes pagaron el precio de tener que cruzar ríos para poder instalar a esas generaciones en una buena tierra.

Que así sea.

Fundación Alas de Águila