Que tema interesante nos trae el Entendiendo los Tiempos de hoy. Cuando soy y no hago entonces dejo de ser… Ejemplo: Soy profesor de Secundaria, pero no ejerzo, entonces ¿realmente soy profesor de secundaria?

Quizá no estés muy de acuerdo, no? Vamos a otro ejemplo. Hoy hay muchos padres que tienen sus hijos, pero que no ejercen su rol, entonces podremos decir… Es padre pero al no ejercer su rol… no lo es.

Primero debemos ser y eso tiene que ver con nuestra identidad. Otro ejemplo sería el Documento de Identidad, de nada vale que diga ante las autoridades que me lo requieran que lo tengo, si cuando debo que exhibirlo, en realidad no lo tengo.

Ahí se va entendiendo mejor, no?

Ahora después de ser entonces damos paso al hacer. Lo que hagamos va determinando lo que somos, así como lo que somos determina lo que hacemos, esto es simultaneo.

Dicen que los hechos hablan más fuerte que nuestras palabras, por eso lo que hago habla directamente de mí.

Ese antiguo libro llamado Manual de Vida, expresa en uno de sus capítulos… “la fe sin obras… es muerta” o sea  lo que creo sin acción no es nada, termina finalmente siendo incredulidad.

Ser y hacer… de eso se trata.

Fundación Alas de Águila
Por una Juventud con Valores